3 razones para asegurar ahora, y no mañana, la educación de tu hijo.

ahorrar para la educación
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Hechos son amores, dice un refrán popular. En la educación de un niño este refrán aplica magníficamente. Pocos padres mexicanos planean oportunamente el futuro de sus hijos.

Existe el deseo de que sus hijos se gradúen en una buena universidad, aunque generalmente queda en el mero deseo.

Los números son fríos, en nuestro país sólo el 17% de los jóvenes cursa estudios universitarios. ¿La razón? Una combinación de falta de planeación y dinero a nivel familiar.

La planeación oportuna tiene razones poderosas que un padre no debiera pasar por alto. Aquí te doy tres.

1. Quizá no haya mañana

Somos mortales, así de simple. Y aunque pensamos que siempre habrá tiempo para poner orden en nuestros asuntos, un día fallecemos, y todo cambia.  Sobre todo, para quienes dependen de nosotros.

2. A nadie, excepto a ti, le interesa la educación de tu hijo

La razón más frecuente por la que los padres no pagan un seguro para proteger la educación de sus hijos es la falta (real o supuesta) de dinero.

Sin prejuzgar si la razón es válida, sólo queda una reflexión. Si a un padre le parece costoso un plan de previsión para sus hijos, ¿qué lo lleva a pensar que, en caso de morir, alguien se comprometerá a pagar por lo que él no quiso hacer?

Ante el fallecimiento de los padres, los hijos sólo recibirán afecto y apoyo moral de sus amigos y conocidos. Dinero no, puedes estar seguro.

3.El tiempo pasa, aunque no lo sientas.

Formar un fondo para la educación universitaria de un niño es una carrera contra el tiempo.  Cada año que pasa te costará más.

Si cuando un niño es bebé parece difícil contratar un seguro para su educación, cuando sea adolescente las posibilidades serán menores por el costo de oportunidad.

Finalmente, que un joven asista a la universidad tiene un costo. Y alguien lo pagará.

Puede ser su padre, si decidió hacerse cargo oportunamente. O, en su defecto, será el propio joven quien terminará pagando con su futuro la falta de educación.

¿Te interesa el tema? Escríbeme o conoce aquí nuestras opciones para asegurar fondos para la educación de tu hijo.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *