Vandalismo y saqueo: ¿quién asume los costos?

vandalismo y saqueo
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Los días de vandalismo y saqueo que vivieron los autoservicios del país la semana pasada no tienen antecedente reciente. Según la ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas Departamentales) 250 tiendas de sus afiliados, por lo menos, fueron saqueadas. Esos son los daños mayores. Además, debemos incluir los automóviles dañados durante los alborotos. Sin mencionar los edificios públicos (como el caso de Monterrey).

Vandalismo y saqueo: ¿quién paga estos daños?

Si estas tiendas fueran pequeños negocios, seguramente estaríamos hablando de una quiebra masiva. Ya que más del 90% de los negocios pequeños y medianos en México no cuenta con seguro.  Y los daños fueron graves. Sin embargo, las cadenas de autoservicios operan de forma diferente. No abren tiendas al público sin asegurarlas previamente. Y ahí está la lección.

La pérdida de algunas unidades no haría quebrar a ninguna de estas grandes empresas. Sin embargo, ni por asomo alguna de ellas decidiría correr el riesgo de no asegurarlas.  Es un asunto que no está a discusión en sus administraciones. Los riesgos graves, como el vandalismo y saqueo, que implican un daño importante en el patrimonio de estas empresas, siempre son transferidos a una aseguradora.

Y es la paradoja de nuestra sociedad.  Las grandes empresas son conscientes de su vulnerabilidad y aseguran sus bienes, pues saben que los incendios, asaltos y huracanes suceden. Las familias y los individuos, por el contrario, vivimos con la convicción de que somos intocables. Los siniestros ocurren en la casa del vecino, nunca en la nuestra. En consecuencia, se piensa que los seguros no son necesarios.

¿Sabía que 7 de cada 10 autos particulares en México circulan sin seguro? ¿O que sólo de 4 de cada 100 hogares están asegurados?

Conclusión

Los días de violencia que acabamos de vivir no deben repetirse. Sin embargo, deben dejarnos la reflexión de que el cuidado del patrimonio y la familia debe ir más allá de la mera intención. Los seguros de vida, salud, autos y hogar son elementos indispensables en las finanzas personales. Si las grandes cadenas de autoservicios aseguran sus activos, ¿usted y yo por qué no lo hacemos?

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *