Soluciones para el Retiro | Profesionales y emprendedores

¿Tu contrato es por outsourcing? Aguas con tu retiro

Outsourcing

Tomás Gómez Luría

Es Agente de Seguros y autor del blog Consultoría en Seguros, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro para profesionales y emprendedores.
Tomás Gómez Luría
ÚneteEmail this to someoneFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedIn

Si bien la contratación de servicios por outsourcing (subcontratación) en teoría cubre necesidades especializadas en las empresas que con su propia estructura no pueden atender, en la realidad en México se utiliza mayormente como un mecanismo de evasión de obligaciones fiscales y de seguridad social.

Las consecuencias de un esquema de outsourcing utilizado como simulación las pagan los trabajadores.  Como el daño es intangible mientras el trabajador no tiene una incapacidad, invalidez o no se retire, éste acepta de buena gana este tipo de contratos.

Outsourcing y retiro

En el caso del retiro el daño que ocasiona una cotización por debajo del salario real de un trabajador es enorme.  De por sí el esquema de retiro vigente del seguro social es insuficiente, y si a eso agregamos un bajo salario de cotización, el resultado será una etapa de retiro que tocará los límites de la miseria para los trabajadores que cotizan en estas condiciones.

Si éste es tu caso, y no estás en condiciones de cambiar a un empleo que reconozca plenamente tus derechos de seguridad social es imperativo que seas tú quien cubra esas necesidades por tu cuenta. Veamos.

Sin importar tu nivel de ingresos, si cotizas al seguro social, tu ahorro para el retiro sólo está formado por el 6.5% de tu salario de cotización (ojo, salario de cotización, no tu salario real). De ahí que necesites ahorrar por tu cuenta para complementar ese porcentaje.  De no hacerlo en tu retiro recibirás menos de un tercio del dinero necesario para mantener tu nivel de vida.

Este problema será mayor entre mayor sea tu ingreso.

Incapacidad e Invalidez

En el caso de la incapacidad e invalidez, dos riesgos que nos acompañan a diario, están cubiertos por el seguro social con base en el salario con el que cotices.  En caso de una incapacidad o invalidez permanente tu pensión será calculada con el salario que enteraba tu patrón al seguro social. Si tu salario de cotización es inferior al real tu pensión también lo será.

Ante esta realidad es imperativo que cubras de forma personal tus riesgos de fallecimiento e invalidez además de ahorro de largo plazo para tu retiro. Y digo de forma personal porque la realidad es que nadie más se preocupará por tus necesidades o las de tu familia si te incapacitas o falleces.

Quienes trabajan en esquemas de outsourcing necesitan revisar las prestaciones de seguridad social de sus contratos.  En muchos casos las empresas que los tienen contratados están suprimiendo los derechos de sus trabajadores en aras de incrementar las utilidades de sus accionistas.

¿Te interesó? Compártelo
Tomás Gómez Luría

Tomás Gómez Luría

Es Agente de Seguros y autor del blog Consultoría en Seguros, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro para profesionales y emprendedores.

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *