Soluciones para el Retiro | Profesionales y emprendedores

El ABC de la seguridad para tu hijo (primera parte): el testamento

testamento

La seguridad de tu hijo, además de los cuidados del día a día y del amor que puedas prodigarle, descansa en decisiones concretas que no puedes dejar para después. Una de ellas es hacer tu testamento.

¿Cuáles son los mecanismos legales que debes atender desde el nacimiento de tu hijo para garantizar que su futuro será el que sueñas para él?

Vamos a revisar tres que son fundamentales. Veamos los beneficios de hacer un testamento como una confirmación de responsabilidad y amor por tus familiares, especialmente menores de edad.

Testamento

El testamento es un instrumento jurídico que te ayuda a designar a los herederos de tus bienes y propiedades.  Es la expresión de tu voluntad sobre el destino de tu patrimonio y la seguridad económica de tu familia.

Para tu hijo menor de edad representa además la certeza de que si falleces habrás designado como tutor a la persona de tu confianza para administrar los bienes del menor de edad y cuidar de su desarrollo hasta la mayoría de edad.

Las consecuencias de no contar con uno

Ante la falta de un testamento será tu sucesión legítima la que reciba tus bienes. Esta sucesión legítima es una previsión legal que no necesariamente coincide con tus deseos. Y tus familiares más queridos pueden quedar desprotegidos por la falta de un testamento.

En otras palabras, ante la falta de tu voluntad expresa estarás dejando el bienestar de tu hijo en manos de un juez. Una persona que no conoces y que desconoce tu voluntad. Y decidirá a ciegas sobre el futuro de tu hijo, sólo con un criterio legal.

¿No tienes testamento? Ya vas tarde. Recuerda que en septiembre puedes hacerlo a menor costo que el resto del año.

Si quieres conocer más del tema visita el sitio del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

En el siguiente post platicaremos de la segunda parte de este ABC para proteger a tu familia.

Continue Reading

¿Tu familia y beneficiarios están al corriente de tus asuntos?

Uno de los aspectos personales que con frecuencia pasamos por alto, es informar a la familia y beneficiarios de la situación de nuestras finanzas. Seguro médico, seguro de vida, testamento, deudas, etc.

Debido a que son intangibles su presencia no es notable en la vida cotidiana…hasta que se necesitan. Y ahí tenemos a las familias tratando de averiguar de último momento cómo afrontar la emergencia.

La mejor forma de prevenir estas dificultades para los dependientes económicos, es informarlos de la situación de tus finanzas.

Si tienes seguros como prestación en tu empleo, infórmales a quién deben dirigirse en tu centro de trabajo. Necesitarán apoyo para la gestión de las reclamaciones en caso de fallecimiento o incapacidad.

Si tus seguros son individuales (esto es, que tú los adquiriste), proporciónale los datos de tu agente a la persona que quedará a cargo, si llegas a faltar.

Designación de beneficiarios

Revisa periódicamente si la designación de beneficiarios en tus seguros de vida, o bien tu voluntad en el testamento, continúan siendo actuales.  Quizá designaste beneficiarios cuando estabas soltero, y en la actualidad, tienes nuevos dependientes por incluir.  En el caso de los seguros de vida la designación de beneficiarios es un derecho que puedes ejercer siempre que lo desees.  Habla con tu agente de seguros para que te oriente en la actualización.  Recuerda que también puedes designar beneficiarios contingentes cuando tus dependientes económicos sean menores de edad.

Recursos de tu AFORE

Los recursos que se acumulan en la cuenta individual, administrada por tu AFORE, también son heredables. Sin embargo, en este caso, los beneficiarios son reconocidos de acuerdo con la Ley del Seguro Social.  Para conocer quiénes recubirán de los recursos de tu cuenta individual te recomiendo leer cómo se establece la designación de acuerdo con la Ley en este enlace: recursos de la cuenta individual IMSS

Por otro lado, revisa que tus datos personales como número de seguro social, nombre y apellidos, estén correctamente escritos en tus documentos legales. Misma precaución en la designación de beneficiarios de tus pólizas de seguros.

La corrección en estos datos es tu responsabilidad, y hacerlo a tiempo evitará retrasos a tus familiares, en caso de una emergencia.

Finalmente, y no menos importante, asegúrate que tus pólizas de seguro estén en vigor y al corriente con sus pagos.

No olvides compartir esta información, y suscribirte al boletín para recibir actualizaciones en tu correo electrónico.

Continue Reading