La Responsabilidad Civil Obligatoria

El concepto de responsabilidad civil tiene aún poca penetración en la sociedad, lamentablemente. Por eso cuando se hizo pública la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil para automóviles muchos conductores se sintieron agraviados por una regulación más.
En mi opinión, lo lamentable es que tuvo que ser obligatorio lo que siempre debió ser una responsabilidad ciudadana, asumida por el simple hecho de poseer o conducir un automóvil.

¿Qué es la responsabilidad civil?

La responsabilidad civil no es otra cosa que la responsabilidad que tenemos respecto a los demás por los daños que, involuntariamente, lleguemos a ocasionar en sus bienes o en sus personas.

¿Ha escuchado de un conductor que atropella a un peatón y se da a la fuga? ¿O todavía está buscando al responsable de golpear su automóvil en el estacionamiento del supermercado? Bueno, pues ahí tiene usted algunos ejemplos de la ausencia de responsabilidad civil.

No sólo para automóviles

Las coberturas de responsabilidad civil son indispensables no sólo para los automóviles. Son necesarias para todas las actividades que de forma personal o profesional nos llevan a relacionarnos con los demás.
¿Qué sucede si en su negocio un cliente resbala porque el piso estaba mojado, y se lesiona la espalda? ¿o qué sucede si su hijo, jugando, anota un gol en la ventana del vecino y la rompe?

En ambos casos usted no tuvo la intención de ocasionar un daño. Pero es responsable civilmente por ser el propietario del negocio en el primer caso, y por ser el padre de su hijo en el segundo.
Algunos daños que ocasionemos a terceros son de poco monto, y podemos cubrirlos con nuestro dinero. Sin embargo, otros, como lesionar a un peatón o golpear un auto nuevo que vale varias veces más que el nuestro, quizá no podamos pagarlos de nuestro bolsillo. Aquí es donde los seguros de responsabilidad civil deben estar presentes, sin necesidad de que la autoridad nos obligue a contratarlos. Darse a la fuga, definitivamente no debe ser más una opción.

Si te pareció útil esta entrada, compártela. Y si necesitas un seguro de responsabilidad civil, no dudes en contactarme.