Soluciones para el Retiro | Profesionales y emprendedores

¿Qué haces con tus riesgos?

La gestión riesgos es una disciplina formal para las grandes organizaciones. En ellas identificar, analizar y administrar sus riesgos es tarea de especialistas. Sin embargo, no es lo mismo en la pequeña y mediana empresa. La estadística es contundente, siete de cada diez PYME en nuestro país operan sin coberturas de riesgos (incendio, responsabilidad civil, etc.).

¿Qué es el riesgo?

De acuerdo con el diccionario de la lengua española, un riesgo es la “proximidad de un daño”.

Puede ser algo tan simple como trasladarnos en nuestro automóvil.  Esta sola actividad nos expone a una colisión o a lesionar un peatón, entre otros eventos.

O la posibilidad de un evento catastrófico; por ejemplo, un terremoto.

El riesgo es parte de nuestra vida personal y profesional. Si tenemos que convivir con él, entonces aprendamos a gestionarlo:

  1. Evitarlo. En algunas ocasiones podemos optar por evitar un riesgo.  Si usted sabe que hoy quizá llueva y no quiere manejar con lluvia, simplemente no salga y evitará el riesgo de un siniestro. Pero, ¿y si tiene compromisos que debe atender aunque llueva?
  2. Prevenirlo.Si de todos modos manejará con lluvia, será conveniente que revise los limpiadores de parabrisas, sus luces de día y sus llantas para minimizar el riesgo de accidentarse.
  3. Asumirlo. Como haste este punto ( y en el ejemplo de manejar con lluvia) el riesgo sólo pudo ser minimizado, pero aún existe. Usted debe decidir si asumirá la pérdida en caso de un siniestro.  Aquí su decisión se basará en su capacidad para absorber la pérdida. ¿Tiene suficientes recursos para comprarse otro auto en caso de pérdida total? ¿o para pagar los gastos médicos de un peatón lesionado?
  4. Transferirlo. Usted puede (y debe) trasladar el riesgo a otros, si su patrimonio se ve amenazado en caso de un siniestro. El origen del contrato de seguro es precisamente ése: transferir las consecuencias de un riesgo a un institución que cuente con reservas, y no pagar estas consecuencias con su patrimonio personal o con los activos de su empresa.

En conclusión, bien sea usted un padre de familia o el propietario de una empresa, haga un inventario de sus riesgos y un plan para administrarlos.  Encontrará riesgos tan pequeños que fácilmente podrá asumirlos sin ayuda, pero existen otros, que por su alcance no tendrá otra opción que transferirlos.

Por favor si tiene dudas o preguntas sobre este tema no dude en escribirlas en el espacio de comentarios.

¡Bienvenido nuevamente!

Continue Reading

5 Razones para asegurar tu auto ya

asegurar tu auto

¿Todavía estás pensando si asegurar tu auto es buena idea? Te doy un dato.

Menos de la mitad de los automóviles que circulan en nuestro país están asegurados.  Es un dato preocupante. No sólo es el daño patrimonial que puede sufrir el propietario de un vehículo sin asegurar, sino los daños que puede ocasionar a terceros. Y que difícilmente podrá reparar al carecer de seguro.

Asegurar tu auto: 5 beneficios

Asegurar un auto todavía suele considerarse como un gasto innecesario (por esa razón circulan tantos autos sin seguro). Sin embargo quiero darte algunas razones para que consideres asegurar tu automóvil si aún no las hecho:

  1. Cuentas con respaldo por los daños que puedes ocasionar al conducir.  Ésta es la razón más importante de asegurar tu auto.  Los daños que puedes ocasionar a terceros en sus bienes (cuando sin proponértelo golpeas otro auto) o en su personas (peor aún, cuando lesionas a un peatón) suelen ser considerables y son cubiertos por tu aseguradora, si tuviste la precaución de contratar un seguro. La cobertura básica y por cierto, más económica, de un seguro de auto es la Responsabilidad Civil.
  2. Proteges tu patrimonio. En caso de robo o pérdida total de tu auto por daños materiales, tu seguro te garantiza la recuperación de un porcentaje importante del valor tu auto.  Si careces de seguro, lo seguro será que pierdas tu patrimonio, ¿no crees?
  3. Aseguras asistencia médica. En caso de accidente con lesiones para los ocupantes del vehículo los gastos médicos son cubiertos por tu aseguradora. Así, evitarás un desembolso que no tenías contemplado.
  4. Cuentas con asistencia vial. Quienes hemos utilizado los servicios de una grúa en emergencias sabemos cuánto se aprecia este servicio, sobre todo, si no tienes que pagar por él (porque está incluido en el seguro)
  5. Defensa jurídica y asesoría legal. Si necesitaras asistencia legal, incluido el pago de fianzas, derivado de un siniestro con tu vehículo tu seguro te lo proporciona, siendo una de las coberturas básicas, junto a la responsabilidad civil y gastos médicos a ocupantes.

Espero que estas razones te ayuden a considerar el seguro de tu auto dentro de tu presupuesto personal y familiar.

Continue Reading