Seguros baratos: qué hay detrás de un precio bajo

¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Una de las frases de búsqueda más frecuentes en seguros es seguros baratos. Es comprensible. La decisión de compra se decanta por el precio cuando se percibe que todos los productos del mismo género son iguales.

Los seguros baratos no existen

No obstante, déjame decirte que los seguros baratos no existen.  Y con esta afirmación no quiero descartar la sana competencia entre aseguradoras. Pero vale la pena analizar algunos aspectos ligados al precio.

Veamos. Si al contratar un seguro, la prima (precio que pagas) está muy por debajo del resto de los competidores, quizá esté ocurriendo alguna de estas posibilidades:

  1. No estás recibiendo los mismos beneficios. Si es una póliza de servicio (autos, gastos médicos, etc.) pregunta cuál es la red de proveedores, como talleres, hospitales, etc. En el seguro de auto, por ejemplo, pregunta si el servicio de ajustes es propio o externo. Dicen que el diablo está en los detalles. Te recomiendo revisar estos detalles. Un seguro barato a costa de bajar la calidad de servicio, no es tu mejor opción.
  2. Estás pagando el descuento de otro modo. Las aseguradoras que manejan diferentes ramos (vida, autos, gastos médicos, etc.) en algunas ocasiones sacrifican ganancias en algún producto, para obtener clientes potenciales para otro.  Por ejemplo, puedes obtener una promoción fabulosa en tu seguro de auto, y una vez que lo contrates, recibirás la invitación para comprar un seguro de vida.  Se vale. Pero no pienses que recibiste un descuento a cambio de nada.

¿Muy barato? Averigua por qué

Ten en cuenta, que en seguros no hay liquidaciones de inventario.  Así que, si recibes un descuento siempre debes revisarlo con cuidado.  Entre mejor entiendas por qué estas recibiendo un descuento, más satisfecho estarás con el seguro que adquiriste.

Nada hay gratis en la vida, y menos en negocios.  Y no hay nada malo en adquirir un servicio de menor precio con menor calidad de servicio.  Siempre y cuando ésa sea tu elección.

Por otro lado, si tu decisión al momento de asegurarte es el precio sólo porque es el único atributo que conoces, entonces mi recomendación es que platiques con un profesional antes de tomar una decisión. Un consumidor informado evalúa lo que compra de forma integral. Más allá de sólo comparar precios.

Si te pareció útil esta información, por favor compártela.  Encontrarás los enlaces abajo.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *