El rostro femenino del retiro en México

retiro en méxico
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

El retiro en México será especialmente difícil para la generación de trabajadores que hoy tienen menos de 40 años. Sin embargo, si lo vemos por género, será aún más difícil para la población femenina. Veamos algunos datos.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (2018)* sólo el 31% de las mujeres mexicanas mayores de edad cuenta con una cuenta individual en una AFORE.

En México tradicionalmente las mujeres cotizan menos años a los sistemas formales de retiro (IMSS, ISSSTE o PEMEX), pues una gran proporción de sus actividades productivas no son remuneradas. 

Esto incrementa el grado de dependencia de las mujeres en su retiro.

Los desafíos femeninos del retiro en México

Esta generación enfrentará el enorme desafío de obtener una pensión digna al final de su vida laboral.

Aun si un trabajador cotiza durante toda su carrera, las bajas tasas de ahorro actuales darán por resultado una pensión de menos de 30% del ingreso actual (si cotizas al Seguro Social).

En el caso de las mujeres este aspecto es particularmente complicado por los periodos en los que dejan de cotizar.  Ya sea por maternidad o cuidar de algún familiar, un gran número de mujeres mexicanas cotizan menos tiempo que los varones.  En consecuencia, el panorama de retiro para la población femenina es más complejo.

Para quienes cotizan al Seguro Social existen dos condiciones mínimas para una pensión de retiro, 20 años de trabajo acumulado y fondo suficiente para adquirir una pensión. Ambos son retos difíciles si no existe trabajo formal que garantice el acceso a una pensión.

Las recomendaciones

Es necesario entonces contar con una estrategia de retiro si decides dejar de trabajar. Te sugiero algunas medidas para minimizar el riesgo de no contar con una pensión en tu retiro:

  1. Continúa cotizando al Seguro Social mediante la alternativa que te da la Continuación Voluntaria del Régimen Obligatorio. Esto te permitirá acumular semanas cotizadas.
  2. No pierdas de vista tu Cuenta Individual (AFORE). Mantén tu fondo sólo en AFOREs que otorguen rendimientos altos.
  3. Haz ahorro personal. El ahorro que actualmente se acumula en tu AFORE será insuficiente para una pensión acorde con tu nivel de vida. Es indispensable que ahorres por tu cuenta.

Estas medidas requieren esfuerzo personal, pero pueden ayudarte a obtener una fuente ingresos en el retiro. Toma en cuenta que, en estas decisiones, el tiempo no está a tu favor.

*INEGI (2018)

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *