Proteger tu negocio: Tu mejor propósito 2015

¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

CrecimientoIniciamos año, así que quiero felicitarte y desear que tus proyectos personales y de empresa se consoliden durante 2015. Que tengas un año lleno de buenos momentos y aprendizaje.
Como todos los inicios de año, los propósitos que se transformarán en planes son parte del encanto de cada año nuevo. Así que anoto uno que no debe faltar en tu planeación anual: proteger tu negocio.
Las llantas de repuesto son indispensables, nadie desea utilizarlas, pero todos estamos de acuerdo en que debemos traer una por lo que pueda suceder en el camino.
Así de simple es el concepto de protección para un empresario o profesional. Los seguros no se ven, incluso parecieran un gasto ocioso, pero quienes han utilizado uno conocen los beneficios concretos.
El médico que se enfrenta a su primera controversia por responsabilidad civil profesional, o el propietario que descubre que su auto fue robado, agradecerían contar con un seguro. Cubrir estos riesgos con el patrimonio personal es la peor de las opciones; gastar los ahorros (si los tiene) o contraer de una deuda para pagar un siniestro, es un escenario en el que ningún empresario o profesional desea encontrarse.
Si entre tus propósitos de 2015 tienes proyectada la expansión de tu negocio, no olvides proteger lo básico. Si tu negocio o profesión son los generadores de tus ingresos, considera protegerlos antes que hacerlos crecer. Como cualquier organismo vivo, los negocios primero deben asegurar la supervivencia.
Agradezco el tiempo que te tomas en leer estas notas; recuerda que puedes compartir este contenido y suscribirte también en la parte superior derecha de esta página.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *