PPR con aportaciones voluntarias en la AFORE

PPR
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Surgen cada vez más opciones de ahorro para retiro en el mercado financiero. Tantas que confunden al usuario.  A partir de esta publicación analizaré las opciones de ahorro para retiro más relevantes del mercado, comenzando por la que está al alcance de todos los trabajadores.  Veamos las ventajas y desventajas de un PPR (plan personal de retiro) con aportaciones voluntarias en la AFORE.

La posibilidad de ahorrar voluntariamente es uno los beneficios de las cuentas individuales de AFORE.  Debido a la comunicación de mala calidad que tienen estas instituciones en sus sitios y a la publicidad genérica de CONSAR es un beneficio escasamente utilizado por los ahorradores.

Basta revisar el sitio de tu AFORE para apreciar que la información no es clara, más bien confusa. Independiente de la AFORE en la que te encuentres hay cuatro categorías de ahorro voluntario.  Con nombres parecidos y beneficios diferentes, veamos en qué consiste cada una:

  1. Aportaciones voluntarias de corto plazo
  2. Aportaciones complementarias
  3. Aportaciones voluntarias con perspectiva de inversión de largo plazo
  4. Aportaciones de ahorro a largo plazo

Ya sé que con sólo leer los nombres de las opciones se quitan las ganas de ahorrar, pero así son las designaciones oficiales. Comenzamos.

Aportaciones voluntarias de corto plazo

Es el ahorro voluntario más conocido.  Puedes retirar el dinero que ahorres en esta opción en cualquier momento, muy parecido a un fondo de inversión de corto plazo.  No ofrece ningún beneficio fiscal.

El mayor inconveniente de esta opción como ahorro para retiro es la disponibilidad.  Por definición el ahorro para retiro es de largo plazo, y debe tener disponibilidad hasta la edad de jubilación. Así que esta categoría no es funcional para ahorrar para retiro.

Funciona mejor como un fondo de emergencias o un objetivo de ahorro de muy corto plazo como unas vacaciones. Pero no para retiro.

Aportaciones complementarias

Esta es la opción adecuada para ahorro para retiro con los beneficios de un PPR.  Las aportaciones son deducibles en los términos del Art. 151 de la ley del impuesto sobre la renta, y el ahorro goza de exención a los 65 años en los términos de ley.

En este caso debes considerar que las aportaciones que ingresan en esta opción ya no estarán disponibles, sino hasta tu edad de jubilación.

Es la mejor opción para que ahorres para tu retiro de forma personal.  Tiene beneficios fiscales y sobre todo no tienes disponibilidad del dinero, que es la clave para alcanzar tu meta de ahorro.

Aportaciones voluntarias con perspectiva de inversión de largo plazo

Estas aportaciones son parecidas a las complementarias, pero a diferencia de éstas puedes hacer retiros a partir de seis meses de haber hecho tu aportación. Son deducibles de impuesto con base en el Art. 151 de la ley del impuesto sobre la renta.

En este caso si haces retiros antes de los 65 años tendrás 20% de retención de impuesto provisional, pues este retiro se considera ingreso acumulable en tu declaración de impuestos.

Puede funcionar como un PPR con una salida de emergencia (la posibilidad de retirar). Si sientes que las aportaciones complementarias, que no permiten retiros, son demasiado estrictas, ésta puede ser una opción adecuada.

Aportaciones de ahorro a largo plazo

Estas aportaciones son las menos recomendables.  Si bien son deducibles hasta $152,000, al momento de retirarlas tendrás retención de impuesto porque siempre se consideran acumulables.

El beneficio fiscal es con base en el Art. 185 de la ley del impuesto sobre la renta.  Esta opción tuvo sentido cuando no existían los PPR.  En este momento no parece ser la mejor opción para construir un plan de retiro.

¿Tiene ventajas un PPR con ahorro voluntario en tu AFORE?

Ya que no tiene mínimo de aportación el ahorro voluntario es una buena opción sólo si deseas ahorrar cantidades pequeñas y esporádicas, o bien si tu capacidad de ahorro por el momento no te permite adquirir un PPR contratado con otra institución financiera (aseguradora, operadora de fondos).

Lo que no me gusta de esta opción

El ahorro voluntario no es el producto principal de las AFORE, o por lo menos así lo parece por la escasa información disponible en sus sitios. Se supone que, con la figura del asesor previsional, recién creada, el ahorro voluntario sería accesible. No obstante, en la realidad la asesoría personal es escasa.

Un PPR es un producto financiero tan importante en las finanzas personales que, si está en tus posibilidades, comienza preferentemente en una opción donde el plan de retiro personal sea el protagonista y cuentes con asesoría personal para maximizar sus beneficios.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *