Soluciones para el Retiro | Profesionales y emprendedores

Nuevos fondos generacionales para el retiro

fondos generacionales

En diciembre de 2019 el esquema de ahorro que administran las AFORE (Administradoras de Fondos para el Retiro) cambiará de manera importante con la llegada de los fondos generacionales.

El nuevo esquema tiene como fin evitar los cambios de sociedad de inversión (SIEFORE) que suceden actualmente cuando el trabajador ingresa a un nuevo grupo de edad.  Hoy si tienes menos de 37 años tu ahorro se encuentra en la SIEFORE 4, cumpliendo 37 años tu ahorro pasaría a las SIEFORE 3, a los 46 a la SIEFORE 2, y finalmente a los 60 el ahorro se va la SIEFORE 1.  Estos cambios de SIEFORE se hacían porque la nueva SIEFORE inviertía el ahorro de forma más conservadora que la anterior.  El objetivo era proteger el ahorro de los trabajadores de inversiones de mayor riesgo conforme tenían más edad.

Fondos generacionales

Los fondos generacionales tienen el mismo objetivo.  Sin embargo, ahora en lugar de que el ahorro del trabajador cambie de fondo de inversión será el fondo de inversión el que adapte su estrategia   en el tiempo, buscando más seguridad en las inversiones a mayor edad de los trabajadores, sin necesidad de migrar le dinero del trabajador a una nueva SIEFORE.

¿Qué ganan los trabajadores con el cambio?

Al evitar que el ahorro esté cambiando de un fondo de inversión a otro se evitan pérdidas asociadas con la venta de las acciones del fondo que se abandona. En el nuevo esquema la estrategia de inversión irá modificándose con la edad del grupo generacional que tiene su ahorro invertido en él.  En otras palabras, ya no habrá cambios de SIEFORE, tu ahorro se quedará en el fondo que corresponda a tu generación.

Ahora el sistema pasa de cuatro SIEFORE básicas que existen actualmente en cada AFORE, a 10 nuevas SIEFORE o fondos generacionales.

¿Estos cambios son suficientes para mejorar tu pensión?

Contundentemente no.  Si bien estos cambios representan beneficios para el desempeño del ahorro de los trabajadores no resuelven el problema de fondo:  las bajas tasas de aportación.

En tanto la tasa de ahorro de los trabajadores que cotizan al Seguro Social permanezca en los niveles actuales (6.5% del salario base de cotización) el futuro de las pensiones de retiro será poco menos que catastrófico.

Los planes personales de ahorro y las aportaciones voluntarias son herramientas indispensables que deben aprovechar los trabajadores antes de llegar a la edad de retiro, que amenaza con ser un abismo si los trabajadores no toman acciones efectivas para incrementar su ahorro.

Continue Reading

¿Tu contrato es por outsourcing? Aguas con tu retiro

Outsourcing

Si bien la contratación de servicios por outsourcing (subcontratación) en teoría cubre necesidades especializadas en las empresas que con su propia estructura no pueden atender, en la realidad en México se utiliza mayormente como un mecanismo de evasión de obligaciones fiscales y de seguridad social.

Las consecuencias de un esquema de outsourcing utilizado como simulación las pagan los trabajadores.  Como el daño es intangible mientras el trabajador no tiene una incapacidad, invalidez o no se retire, éste acepta de buena gana este tipo de contratos.

Outsourcing y retiro

En el caso del retiro el daño que ocasiona una cotización por debajo del salario real de un trabajador es enorme.  De por sí el esquema de retiro vigente del seguro social es insuficiente, y si a eso agregamos un bajo salario de cotización, el resultado será una etapa de retiro que tocará los límites de la miseria para los trabajadores que cotizan en estas condiciones.

Si éste es tu caso, y no estás en condiciones de cambiar a un empleo que reconozca plenamente tus derechos de seguridad social es imperativo que seas tú quien cubra esas necesidades por tu cuenta. Veamos.

Sin importar tu nivel de ingresos, si cotizas al seguro social, tu ahorro para el retiro sólo está formado por el 6.5% de tu salario de cotización (ojo, salario de cotización, no tu salario real). De ahí que necesites ahorrar por tu cuenta para complementar ese porcentaje.  De no hacerlo en tu retiro recibirás menos de un tercio del dinero necesario para mantener tu nivel de vida.

Este problema será mayor entre mayor sea tu ingreso.

Incapacidad e Invalidez

En el caso de la incapacidad e invalidez, dos riesgos que nos acompañan a diario, están cubiertos por el seguro social con base en el salario con el que cotices.  En caso de una incapacidad o invalidez permanente tu pensión será calculada con el salario que enteraba tu patrón al seguro social. Si tu salario de cotización es inferior al real tu pensión también lo será.

Ante esta realidad es imperativo que cubras de forma personal tus riesgos de fallecimiento e invalidez además de ahorro de largo plazo para tu retiro. Y digo de forma personal porque la realidad es que nadie más se preocupará por tus necesidades o las de tu familia si te incapacitas o falleces.

Quienes trabajan en esquemas de outsourcing necesitan revisar las prestaciones de seguridad social de sus contratos.  En muchos casos las empresas que los tienen contratados están suprimiendo los derechos de sus trabajadores en aras de incrementar las utilidades de sus accionistas.

Continue Reading

Una reflexión a 10 años, de pensiones y pensionados.

pensiones

Hace diez años inicié como agente de seguros de personas.  En el sector asegurador el seguro de personas se asocia principalmente con la previsión de fallecimiento, más que con el esquema pensiones.

Sin embargo, en esta década he podido observar como el mapa de riesgos personales ha cambiado.

El mayor riesgo

El mayor riesgo que enfrentamos quienes estamos en edad productiva es envejecer.  Es el punto débil en el proyecto de vida de la mayoría de los mexicanos.

Como sociedad no estamos preparados para el envejecimiento de nuestra población. No hay servicios de cuidados asistenciales para adultos mayores, servicios médicos y menos aún pensiones suficientes.

La población mayor de 65 años está creciendo aceleradamente, y la previsión social está rezagada. En 2021 tendremos la primera generación de jubilados del sistema de cuentas individuales, y ahí veremos en toda su expresión la “evolución” que sufrió el sistema de pensiones mexicano a partir de 1997.

Sistema de pensiones en extremos

Nuestro sistema de pensiones tiene distorsiones que son insostenibles en el largo plazo:

  • Los esquemas de pensiones de empresas y entidades de gobierno como PEMEX, CFE y Seguro Social (para sus empleados) tienen actualmente pensionados que tendrán más años cobrando pensión que los años que realmente trabajaron. Jubilados de menos de 50 años de edad que estarán pensionados por treinta años o más con cargo a los impuestos del resto de los ciudadanos.
  • En el otro extremo, el nuevo esquema de cuentas individuales del Seguro Social entregará pensiones que cubrirán menos del 30% de las necesidades de los trabajadores pensionados a partir de 2021. Trabajadores cuyos impuestos actualmente se utilizan para pagar las pensiones que mencionaba en el párrafo anterior.

Estas contradicciones del sistema previsional mexicano nos obligan a reflexionar sobre nuestro futuro personal y la forma de abordarlo.  Es urgente ubicarnos en nuestra realidad y comenzar a informarnos, en principio, y a construir patrimonio propio para enfrentar el vendaval financiero que está por tocarnos en sólo cuestión de algunos años.

Continue Reading

Deducciones personales y ahorro para el retiro

deducciones personales

Que las pensiones por retiro serán insuficientes no es un secreto.  Y si trabajas por tu cuenta o eres empresario es más difícil el panorama.  Así, necesitas aprovechar todas las herramientas disponibles para construir tu fondo de jubilación.  Por ejemplo, las deducciones personales de las aportaciones para el retiro.

La Ley del Impuesto sobre la Renta vigente te permite deducir hasta el 10% de tus ingresos sólo por concepto de aportaciones para retiro, con un tope de $147,000 para 2018.

Es una excelente oportunidad que puedes aprovechar a través de un Plan Personal de Retiro, pues esta deducción es independiente del resto de tus deducciones personales (gastos médicos, dentales, donativos, etc.)

¿Te conviene? Por supuesto

El retorno que obtienes vía devolución o ahorro de impuestos a través del ahorro en un Plan Personal de Retiro supera con mucho los rendimientos que ofrecen los instrumentos de ahorro tradicionales.

Además, el beneficio no es sólo vía impuestos.  Un plan de retiro adecuadamente estructurado incluye coberturas de fallecimiento e invalidez que te protegen mientras estás en edad productiva al tiempo que acumulas recursos para tu retiro.

Perder la capacidad de trabajar en edad productiva no es cosa menor. Por esta razón el enfoque de un plan de retiro debe ser integral.  No todo es ahorro y rendimiento.  Es necesario también proteger nuestro ingreso antes de alcanzar la edad de jubilación.

Inflación: el enemigo a vencer

Cuando se trata de ahorrar para el retiro la meta es una y debe ser consistente en el tiempo.  Superar la inflación y hacer crecer tu dinero de forma real. El reto no es menor, hay pocas opciones en el mercado que te ofrezcan esta garantía.

Así, si estás decidiendo el instrumento para ahorrar para tu retiro considera la contratación de un Plan Personal de Retiro como una opción con beneficios antes y después del retiro.   

Continue Reading

¿Pocos hijos? Necesitarás más dinero para tu vejez

vejez

En la sociedad rural tener un gran número de hijos por familia tenía una lógica económica.  Era como un seguro financiero.  Aseguraba suficientes manos para producir, y si fallecía alguno de ellos sus hermanos continuaban la labor en la familia.  Y, lo más importante, los hijos se hacían cargo de los padres en la vejez.

Menos hijos por familia

Hoy la natalidad se ha reducido en México a dos hijos por familia.  La próxima generación quizá tenga menos hijos aún.  En este escenario, ¿quién se hará cargo de la vejez de quienes hoy decidieron tener sólo un hijo o ninguno?

El panorama se complica porque se ahora somos más longevosNuestra generación vivirá más de ochenta años.  Esto significa una etapa de dependencia en la vejez superior a quince años. A mayor edad, mayor necesidad de cuidados … y dinero.

Cambios en las pensiones: menos dinero en la vejez

Aquí entra otro factor. Las pensiones.  Con los cambios en los esquemas pensionarios del Seguro Social, ISSSTE y PEMEX ahora tenemos pensiones que serán insuficientes para cubrir las necesidades de dinero en la vejez de los trabajadores que hoy están activos.

El mensaje central de estos cambios es que la responsabilidad de los patrones (incluido PEMEX) se reduce a aportar una limitada cantidad de dinero en las cuentas individuales de los trabajadores. Si ese dinero es insuficiente (y lo será) será asunto de los trabajadores exclusivamente.

Las pensiones de los esquemas de cuentas individuales (el ahorro que tienes en tu AFORE) estarán en función de dos factores.  El ahorro acumulado al término de la etapa laboral y la esperanza de vida de aquel momento.  Entre más años queden por vivir la pensión será menor.  En términos simples el dinero acumulado en una AFORE deberá “estirarse” para cubrir el número de años que vivirá el pensionado.

¿Cerca de los 40? Ya vas tarde

Los trabajadores que hoy tienen 40 años estarán entrando en la tercera edad en tan sólo 20 años. Y la mayoría de ellos no trae un esquema financiero personal para su vejez. Sólo están envejeciendo, así sin más.

La demografía cambió. Hoy las familias urbanas son más pequeñas. En consecuencia, la previsión personal de la vejez también debe cambiar.  Ya no podemos replicar el modelo de envejecimiento de la generación de nuestros padres. Cada vez habrá menos hijos dispuestos a proveer dinero y cuidados para la vejez de sus padres.

Si hoy tienes 40 años o menos necesitas comenzar a ahorrar de largo plazo, pues la vejez llegará más pronto de lo que supones. Que tengas dinero para vivirla a plenitud depende de ti.

Continue Reading
× Platica conmigo