Las fianzas y tu negocio

¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

ContratosEn algunos giros como la obra civil, proveeduría y licitaciones de algún nivel de gobierno es común que soliciten fianzas para aceptar la participación de una empresa. Así, las fianzas, usualmente, se consideran sólo un requisito más que debe presentarse para obtener la asignación de un contrato.
No obstante, vale la pena conocer un poco más cuál es el sentido de la fianza en las relaciones de negocios de una empresa. Las fianzas son instrumentos que garantizan el cumplimiento de un contrato, deben ser emitidas por una institución afianzadora, cuyo papel es ser garante del cumplimiento de la empresa o persona fiada. En otras palabras, si el afianzado no cumple con sus compromisos será la institución de fianzas la que deba responder ante el beneficiario de la fianza.
Al ser un instrumento de garantía, la fianza no se otorga a cualquier empresa o persona que pague por ella, sino más bien sólo a aquéllas cuya experiencia e historial de cumplimiento avalen que cumplirá con sus compromisos.
Por esta razón, al iniciar el trámite de una fianza le será requerida documentación que sustente no sólo su solvencia económica para responder por el contrato que busca, sino también antecedentes de su trayectoria profesional o empresarial en el giro de negocio para el que solicita la fianza.
A partir de lo anterior una pequeña empresa que recién esté incursionando en los negocios debe cuidar su reputación, pues ésta será clave para su expansión. Las instituciones de fianzas o afianzadoras serán cada vez más exigentes con la reputación y antecedentes de sus clientes, pues esto repercute directamente en la salud de sus finanzas y en su prestigio institucional.
Si en los negocios que participa es frecuente que deba presentar fianzas, le sugiero que no deje este requisito hasta el final de la lista, y comience a tramitarlo oportunamente. Y al igual que los usuarios de créditos bancarios, cuide usted su historial como afianzado. Las relaciones sanas de negocio se construyen sobre la base de la confianza, y sólo una actitud responsable hacia sus compromisos le permitirá obtener crédito con el sector afianzador, y desarrollar sólidamente sus negocios.
Si le fue útil este artículo, no dude en compartirlo, y suscribirse a mi boletín de actualizaciones.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *