Jubilación para freelancers

jubilación para freelancers
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Una nueva clase de profesionales ha irrumpido con fuerza en la economía mexicana.  Son abogados, médicos, arquitectos, consultores que brindan sus servicios de forma autónoma, en lugar de emplearse para una empresa. Aunque con un mayor potencial de ingresos estos profesionales enfrentan el reto de no contar con un plan de jubilación.

Es la primera generación de profesionales que no busca trabajo subordinado.  Y, también será la primera generación que llegará al cierre de su actividad profesional sin pensión de jubilación y sin servicio médico en el retiro.

Jubilación desde el inicio de la carrera

La previsión de retiro, esto es el plan de jubilación, comienza a preocupar en nuestro país ya muy tarde. Usualmente después de los 50 años.  A esa edad la capacidad de maniobra es escasa para cualquier profesional.

La experiencia nos dice que el retiro necesita planearse con 40 años de anticipación.  En otras palabras, al inicio de la carrera laboral.

Veamos por qué.  El eje de un plan de retiro es la formación de un fondo de largo plazo, que acumule recursos suficientes para la etapa de retiro.  En el trabajo subordinado parte de esta responsabilidad recae en el patrón y en el Estado (sólo una parte).

En un freelancer la responsabilidad de crear un fondo de jubilación es sólo suya. Para un trabajador que cotiza formalmente a la seguridad social es un reto acumular recursos para una jubilación adecuada. Para un profesional independiente el esfuerzo es mayúsculo.

Un profesional que cotiza al Seguro Social acumula en su fondo de retiro un monto equivalente a 6.5% de sus ingresos.  Y es absolutamente insuficiente.  Un freelancer ni siquiera ese monto.

Ahorrar de corto plazo, un problema disfrazado de solución

Los fondos de jubilación necesitan dos componentes indispensables: rendimientos que superen la inflación y tiempo para aprovechar el interés compuesto.

Sin embargo, en México la cultura financiera es tan escasa que el ahorro de largo plazo se hace generalmente en instrumentos de corto plazo.

Es sorprendente que hoy el principal instrumento de ahorro en nuestro país sea el pagaré bancario de 28 días. Una opción cuyos rendimientos son consistentemente inferiores a la inflación.  Es un gran negocio para los bancos.  Y un síntoma de la escasa cultura de previsión de largo plazo a nivel individual.

¿Eres freelancer?

Si decidiste trabajar por tu cuenta considera que necesitas planear tu retiro desde el incio de tu carrera.

En tus treinta es el momento justo para iniciar tu previsión de retiro.  Si no lo haces ahora habrás dejado pasar la única ventana de oportunidad para conservar tu nivel de vida cuando tu etapa profesional concluya.  Y concluirá, puedes estar seguro.

Si tienes preguntas sobre este tema o te gustaría conocer cómo construir tu plan de retiro no dudes en escribirme.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *