Invalidez: el riesgo que no es cubierto totalmente por tu empleo

invalidez
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

Una de las razones por las que un gran número de profesionales se decantan por un empleo por salarios es por la seguridad (más supuesta que real) del trabajo asalariado. Sin embargo, no existe trabajo seguro que otorgue seguridad total.  Hay riesgos que no cubrirá tu empresa. La invalidez es uno ellos.

Riesgos de trabajo

Los patrones pagan cuotas al seguro social para cubrir los riesgos de trabajo.  Esto es, enfermedades o accidentes derivados del trabajo desempeñado.

Cuando estas enfermedades o accidentes ocasionan incapacidad el seguro social pagará al trabajador una pensión.  Dependiendo de la incapacidad esta pensión puede ser temporal o permanente. Si la incapacidad es permanente total la legislación vigente prevé que la pensión sea del 70% de su salario. Si es temporal será el 100%.

El problema para el trabajador es cuando sufre una enfermedad o accidente que no califique como riesgo de trabajo.

Invalidez: el riesgo que no está relacionado con tu trabajo

Ahí está el detalle. Un trabajador enferma o se accidenta por causas no relacionadas con su trabajo. En consecuencia, no puede trabajar. Este evento califica como invalidez, no es incapacidad, pues no derivó de un riesgo de trabajo.

Más allá del concepto, la diferencia estriba en el dinero.  En caso de invalidez permanente la pensión será de sólo el 35% de su salario.

Imagina el escenario. ¿Cómo sustituye un trabajador el 65% de su salario que ya no percibirá?

En general cuando alguien ingresa a un trabajo por salarios percibe que su situación económica es segura.  No es del todo así.  El riesgo de invalidez no está adecuadamente cubierto con la seguridad social básica.

Para compensar esto algunas empresas contratan seguros de grupo como prestación adicional. Y aun así será insuficiente.

Recuerda que un seguro de vida pagado por tu empresa como prestación, desaparecerá si pierdes tu empleo.  No es un activo que te pertenezca, es sólo una prestación vigente mientras dure tu contrato laboral.

En conclusión, la invalidez es un riesgo que existe. Es más frecuente de lo que imaginamos, y los profesionales que trabajan por salarios o por su cuenta no lo tienen considerado en su plan financiero personal.

¿Has pensado cómo sustituirías tus ingresos en caso de invalidez?

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *