¿Las aportaciones voluntarias en tu AFORE convienen para tu plan de retiro?

aportaciones voluntarias
¡Compártelo!
Tomás Gómez Luría

¿Has considerado hacer aportaciones voluntarias en tu AFORE para contar con un auténtico plan de retiro? En principio la idea parece buena, pero tiene algunos inconvenientes.

Siempre será mejor ahorrar de forma esporádica a no ahorrar.  Sin embargo, esto dista mucho de ser un plan. El problema de las aportaciones voluntarias, en mi opinión, es precisamente que son voluntarias.

Ahorro esporádico

La mayor proporción del ahorro voluntario en las AFORE proviene de aportaciones esporádicas de los cuentahabientes. No es ahorro programado con un objetivo concreto por alcanzar.

Ahorro disponible antes del retiro

Las aportaciones voluntarias están disponibles en el corto plazo, por lo que es frecuente que el ahorrador disponga de ellas antes de su retiro. La estrategia de largo plazo se bloquea cuando existe disponibilidad del ahorro antes de cumplir su objetivo.

Por eso las cuentas con alta liquidez no son aptas para formación de capital.  Los planes enfocados a formar capital deben tener facilidades para recibir aportaciones, pero, en la misma medida, restricciones para disponer de él antes de cumplir el objetivo.

Aportaciones voluntarias sin compromiso

Nuestra economía funciona porque quienes participamos adquirimos compromisos, ya sea de entrega de productos y servicios como de pagar por ellos. Pocas cosas son voluntarias, en general toda la economía responde al cumplimiento de compromisos. Y el ahorro voluntario carece de compromiso.

El ahorrador puede suspender sus aportaciones si lo desea, aparentemente sin consecuencia.  Aunque el resultado de esta falta de compromiso se reflejará en su futuro.

Un plan con compromiso

Si está dentro de tus posibilidades es mejor optar por un plan formal de ahorro, con plazos y objetivos definidos. Las aportaciones voluntarias considéralas sólo en caso de que tus ingresos personales no sean constantes y tu única opción sea el ahorro esporádico.

Cuando pensamos en ahorro de largo plazo, parecería natural suponer que la mejor opción es la de mayores rendimientos. Y si bien los rendimientos son importantes, la estructura de un plan que nos comprometa a ahorrar tiene mayor peso si lo que deseamos es contar un capital en nuestro retiro.

¡Compártelo!

Publicado por Tomás Gómez Luría

Es autor del blog Soluciones para el Retiro, en el que comparte su experiencia en materia de Retiro y Ahorro para profesionales y emprendedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *